Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

sábado, noviembre 27

Amor en el hospicio

Tomasz Rut
  • El amor puede aparecer en cualquier sitio, de manera inesperada, contra todo pronóstico.
  • El escritor inglés Dylan Thomas nos dejó grandes joyas en forma de poesía, imperecederos escritos que nos calmarán en noches insomnes y en tiempos melancólicos.
  • Llamado el último escritor maldito, Dylan Thomas tuvo una vida corta y llena de trompicones, el alcohol acabó prematuramente con él y con la ilusión de muchos admiradores que escuchaban su singular voz recitando poemas a través de la radio.
  • Este poema que os muestro hoy, es un tesoro, una joya inmortal y cargada de amor que a mí particularmente me emociona hasta el límite.
  • Espero que os guste queridos amigos.
David Knight
John Atkinson Grimshaw
Tomasz Rut

Amor en el hospicio

l

  • Una extraña ha venido
  • a compartir mi cuarto en esta casa que anda mal de la
  • cabeza,
  • una muchacha loca como los pájaros
  • traba la puerta de la noche con sus brazos, sus plumas.
  • Ceñida en la revuelta cama
  • alucina con nubes penetrantes esta casa a prueba de
  • cielos
  • hasta alucina con sus pasos en este cuarto de pesadilla,
  • libre como los muertos
  • o cabalga los océanos imaginarios del pabellón de
  • hombres.
  • Ha llegado la posesa
  • la que admite la alucinante luz a través del muro saltarín,
  • posesa por los cielos
  • ella duerme en el canal estrecho, hasta camina el polvo
  • hasta desvaría a gusto
  • sobre las mesas del manicomio adelgazadas por mis
  • lágrimas.
  • Y tomados por la luz de sus brazos, al fin, mi Dios, al fin
  • puedo yo de verdad
  • soportar la primera visión que incendia las estrellas.
    • Dylan Thomas (1914-1953)
    • Versión de Elizabeth Azcona Cranwell
Tomasz Rut
  • Love In the Asylum
  • A stranger has come
  • To share my room in the house not right in the head,
  • A girl mad as birds
  • Bolting the night of the door with her arm her plume.
  • Strait in the mazed bed
  • She deludes the heaven-proof house with entering clouds
  • Yet she deludes with walking the nightmarish room,
  • At large as the dead,
  • Or rides the imagined oceans of the male wards.
  • She has come possessed
  • Who admits the delusive light through the bouncing wall,
  • Possessed by the skies
  • She sleeps in the narrow trough yet she walks the dust
  • Yet raves at her will
  • On the madhouse boards worn thin by my walking tears.
  • And taken by light in her arms at long and dear last
  • I may without fail
  • Suffer the first vision that set fire to the stars.
  • Dylan Thomas

Patrick J. Reynolds

l

Michael Hutter
Tomasz Rut

Fernand- Khnopff
John Atkinson Grimshaw

34 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Dylan Thomas es un personaje que con el tiempo se considerara imprescindible en cualquier biblioteca que se precie.
Me ha traído buenos recuerdos leer hoy tu entrada.
Un abrazo

Manolo dijo...

Tienes razón, Carmen. Es un autor que ayuda a soportar la visión del incendio de las estrellas.
Como siempre, muy bien ilustrado con tu selección de cuadros.
Besos

elena clásica dijo...

Un poema de los que conmuevan al más duro de los hombres. Así es Dylan Thomas, con sus momentos de inspiración que revuelcan los elementos conocidos y los vuelven a componer.
Bárbara su voz, parece que está cantando. Y las pinturas, para soñar durante miles de años.

Increíble entrada, Carmensabes.
Besazos.

virgi dijo...

Son de los que llegan a la raíz y te retuercen el alma. Tremenda fuerza que podemos comprobar en su voz.
Este poema es impresionante, Carmen, has escogido uno donde le vemos casi los latidos.
Un abrazo.

Dayana dijo...

Intenso y radiante.

Gracias por compartirlo.Besos

Daniel Pérez dijo...

Alucinante y hermosísimo poema, Carmen, y memorables pinturas de Tomasz Rut. Sorprende y emociona leer "esta casa que anda mal de la cabeza", pero sentimos que está muy bien dicho; ¿quién podría negar que el país anda mal de la cabeza o que el mundo anda mal de la cabeza? La asociación libre produce la magia poética y aumenta la precisión del lenguaje. Como siempre digo, gracias por tu labor, Carmen.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente recuperación de este autor, bien ilustrada.
El amor está siempre ahí, sin importar el lugar: sólo hay que aceptarlo.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Tremendo poema, tremendas imágenes, soledad angustiosa, pesadumbre, angustia indefinida, amor infinito a la vida, desasosiego, ganas de ser libre, etc.. son los pensamientos que me vienen a la mente, mientras saboreo no diré la dulzura, pero sí la tragedia representada por este poema de Dylan Thomas.

Enhorabuena, amiga Carmen, por hacernos partícipes de la angustia de Dylan Thomas, y de esas imágenes desgarradoras.

Un beso,

Antonio

Señor De la Vega dijo...

Mi delicada Señora Carmen,

Podría hundirme en las plumas de su conciencia y reposar leyendo lo que le gusta y gustando lo que reflejan sus pupilas veladas por capas de oleos, que serían crecidas olas en los míos.

El Señor Thomas, nos inicia en la sensual seducción de la locura, que el toma encendido para no apagarse en la nada.
Cada día me resulta más obvio que el poeta desterrado o desahuciado, es el único que tiene razones poéticas para serlo.

La declamación es tan afectada que no la soporto, de hecho intenté olvidarla, para que no se contagiasen los versos de ese tono.

Frescamente recitada y en lenguaje natural, la que declama su hija Carla, de Benedetti, me encantó.

Siempre suyo, con estelares besos, Z+-----

Felipe dijo...

Te dejo este poema de Dylan que a mí me encanta

"Este pan que yo parto fue alguna vez avena,
este vino en un árbol extranjero
se zambulló en su fruta;
durante el día el hombre y por la noche el viento
segaron las cosechas, rompieron el gozo de la uva.

Alguna vez, en este vino, la sangre del verano
golpeteaba en la carne que vestía la viña,
un día en este pan
la avena al viento era alegría,
el hombre rompió el sol, abatió el viento.

Esta carne que partes, esta sangre a la que dejas
sembrar desolación entre las venas
fueron avena y uva
nacieron de la raíz sensual y de la savia;
mi vino que te bebes, el pan que me arrebatas"


Como siempre estupendos cuadros

Abrazos

Francesc Cornadó dijo...

Gracias por recuperar este autor. El poema es conmovedor. Te felicito por tu elección de imágenes.

Salud

Francesc Cornadó

Jota Ele dijo...

Un poema conmovedor, recitado casi desde la locura. A mi, sin embargo, me ha gustado más oírlo de labios de su autor. Me parece que tiene más fuerza.

Claro que, no sé si preferir la maravillosa selección de cuadros con la que nos has obsequiado hoy.

Besazos, bella dama.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Querida Carmen

Me gusta muchísimo siempre tu selección de poemas y pinturas, y hoy especialmente me ha parecido espectacular el poema, gracias!!!!!

Ps Sentí no haber estado el sábado pasado pero la economía no me dejó, me dieron tus besos eres un encanto gracias por acordarte !

Mariluz Arregui dijo...

Gracias, una vez más, por traernos joyas como la entrada de hoy. Qué suerte tuve al encontrar tu rincón...

Un besazo enorme

ROMO XIII dijo...

¡Qué voy a decir de este blog!¿Sublime? Si ya lo sabe su autora.

Un beso Carmen.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

De una belleza estremecedora, mi querida Carmen, este poema de Dylan Thomas. Justamente la semana pasada he visionado una película ambientada en la vida de este poeta galés, "The edge of love", titulada aquí, "En el límite del amor". También me ha gustado mucho al selección de obras de arte con que has ilustrado el post, muchas de artistas desconocidos para mí y cuyos nombres me apunto para recabar más información y buscar más cosas.

Mil gracias por ayudar a que la cultura esté presente en nuestras vidas, amiga mía, ojalá tu ejemplo cunda.

Un beso grande y muy feliz fin de semana.

TriniReina dijo...

No me extraña que te emocione, Carmen, lo mismo me ha sucedido, más cuando es la primera vez:( que leo a Dylan Thomas, cosa que voy a remediar de inmediato.

Un abrazo

irene rios perez dijo...

Espectacular el poema.Intenso, emocionante.Y las pinturas seleccionadas son maravillosas.Me inspira muchísimo y me recuerda a un prerrafaelismo la pintura de Michel Hutter.
He tomado nota para buscarlo en google.
Gracias es un espacio muy hermoso y mágico.
Un saludo.

rlfox dijo...

Voz que persigue un son
Un son de trémulo existir descompensado
Por letras
Y
Barbitúricos de quemazón neuronal
Entidad asaltada por el afecto
Sobre la fría mesa de acero inoxidable
De fácil limpieza
Y
Mil arañazos en circulo
Sabanas que resbalan
Piel en contacto con la fría certidumbre de la desesperanza
Y
No obstante el color de sus ojos
Abiertos, enormemente abiertos
Me devuelven un rayo fugaz: un instante de amor.
Ferdinand Wei (locura de amor)

Salu2 de buenas noches
:)

Ernesto dijo...

Gracias Carmen, siempre es un placer leer a Dylan Thomas, especialmente dejarse llevar por sus versos en este anochecer de domingo. Toda ua delicia.

Las pinturas geniales como siempre, pero hoy me ha llado la atención la de Michael Hutter, acaso por que rompe de alguna manera la tónica de las otras.

Unabrazo y una buena semana, Carmen.

helena dijo...

Casi se puede ver, leyendo este poema, el alma atormentada de Dylan Thomas.
Un fuerte abrazo

Julián dijo...

Maravillosa entrada sobre quien decía ser "un caprichoso usador de palabras" de las que se declaraba enamorado desde la niñez, como cuenta en su impresionante Manifiesto Poético. El final del poema que traes es de tal belleza que pone la piel de gallina. Mi favorito es "No entres dócilmente en esa noche quieta" ,un alegato contra la muerte de quien la encontró tan pronto. Un grande.
Los cuadros son preciosos, pero esta vez el poema lo ocupa todo.
Gracias por traerlo a tu espacio que siempre me deslumbra y nunca me deja indiferente. Un Saludo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Querida Carmen:

Qué impresionante poema de Dylan Thomas nos ofreces; "El amor en el hospicio" toca todas la fibras del lector y nos sitúa ante la posibilidad del amor en cualquier situación por más surrealista que parezca. Las imagenes de Tomasz Rut nos muestran de una manera visual la esencia del poema de Dylan, que como dice Elena Clásica, parece que canta cuando recita.
¡Estremecedoramente hermoso!
Un beso.

fgiucich dijo...

Pasar por esta casa es ilumarse con tanta belleza. Abrazos.

anuar bolaños dijo...

La tristeza se suaviza,
la turbulencia del enojo se arremansa.
Sé que olvido no hay,
me consta el rigor de la memoria.
El tiempo es mi aliado,
su paso imperturbable
adormece la herida.

Los suspiros funcionan
como un gas que me alivia.

Las fibras laceradas
zurcen un nuevo tramado,
elaboran el cableado elemental
que me revive.

Las voces del pasado palidecen.
Un nuevo canto empieza.

No todo ha sido en vano.
El corazón recupera su músculo.



anuar bolaños.

CarmenBéjar dijo...

¿Quién puede hacer sentir mejor el amor sino aquellos que no le ponen cortapisas, aquellos que no tiene límites, que vuelan en plena libertad, como esa extraña y locuela mujer?

Besos

Isabel Romana dijo...

Estremecedor poema, querida carmen. El amor tiñe el mundo de irrealidad y todo lo revuelve y lo vuelve hermoso. Un abrazo.

Semi dijo...

Lo he leido y releido, y me cuesta asumirlo, no me emociona. Se ve que mi estado de animo, en estos momentos, tiene otras necesidades más vitalistas. Quizá en otro momento... Un Abrazo

Carmela Rey dijo...

Siempre me descubres un mundo nuevo Carmen. Esta vez me he dejado llevar de tu mano por esta mágica locura que inspira Dylan Thomas y por las acordes obras. Gracias nuevamente por tu gran labor y tu buen hacer.
Un fuerte abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Qurida amiga: Una gravación increible de un poema de amor loco. Precioso de veras. Lastima de no conocer inglés.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí de nuevo, aprendiendo entre tus cosillas...

Saludos y un abrazo.

Volarela (Maite Sánchez Romero) dijo...

El poema es....fascinante y las imágenes lo cargan aún más de pasión incendiaria.
Un abrazo. Me ha encantado volver a visitarte.

Juan Antonio dijo...

Tus palabras ayudan también a sobrevivir a otras íntimas catástrofes, querida amiga.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Entiendo y comparto tu emoción, el poema es bello, completo, desgarrado, intenso...Que suerte de hambre saciamos, cuando nos llega un bocado noble como éste, en verdad bellísimo.
Las pinturas de Tomasz Rut me transportaron, maravillosas.
Un beso Carmen.

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss