Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

sábado, octubre 3

El fantasma del barrio judío: Paul Leppin

Mary Jane Ansell
  • Queridos amigos, hoy os mostraré un cuento del autor checo: Paul Leppin.
  • Un escritor fructífero y brillante que cultivó no solo el arte de escribir cuentos, también fue un extraordinario autor teatral, poeta y novelista excelente.
  • Nació en la ciudad de Praga el 27 de noviembre de 1878 y murió el 10 de abril del año 1945.
  • Nos logra sumergir en el ambiente de su ciudad a través de las sensaciones de una mujer llamada Johanna.
  • La descripción del ambiente es exquisita y la forma de escribir del autor nos introduce rápidamente en el justo instante que nos quiere mostrar.
  • Espero que os guste.
Jared Joslin
  • "En el centro de Praga, donde ahora forman anchas calles las altas y aireadas casas de alquiler, existía aún hace diez años el barrio judío.
  • Un retorcido y lóbrego laberinto del que ninguna tormenta lograba barrer el olor a moho y paredes húmedas, y donde en verano las abiertas puertas despedían un aliento venenoso.
Prague Sunrise: Scott Burdick
  • La suciedad y la pobreza apestaban a cual más, y en los ojos de los niños que allí crecían titilaba una indolente y cruel perversidad.
  • A veces, el camino conducía a través de la panza de una casa, en forma de bajo y abovedado pasadizo, o daba una brusca vuelta para terminar de repente ante un muro.
  • Los vendedores, que apilaban sus baratijas en el desigual adoquinado, delante de las tiendas, llamaban a los transeúntes con cara de astucia.
  • En las entradas de las casas permanecían apoyadas las rameras de pintados labios, que reían con ordinariez, susurraban cosas a los oídos de los hombres y se levantaban la falda para enseñar las medias amarillas o verdosas.
  • Viejas alcahuetas de blancas greñas y temblequeante mandíbula saludaban desde las ventanas, golpeaban el alféizar, llamaban con las manos y producían guturales sonidos de afán y satisfacción cuando algún individuo caía en la red y se aproximaba.
George Bellows
  • Reinaba allí la lascivia y, una vez anochecido, invitaba a una visita con sus farolillos rojos.
  • En algunos callejones había en cada casa un prostíbulo, cuchitriles donde el vicio se acostaba en un mismo lecho que el hambre, donde mujeres tuberculosas de marchitos encantos tenían establecido su mísero negocio; secretos tugurios en los que, entre murmullos y guiños, más de una chica en edad escolar era desflorada y su indefensa virtud terriblemente malvendida.
Fabián Pérez
  • También había mancebías de postín, amuebladas con lujo, donde el pie sólo pisaba alfombras y las rollizas meretrices aparecían luciendo sedeños vestidos de cola.
  • El salón Aaron se hallaba en un edificio de dos pisos, no lejos de la sinagoga y tocando a las destartaladas chozas del callejón de los gitanos.
  • Dado el pobre aspecto de los alrededores, aquella casa casi producía un aspecto pulcro, pese a que el revoque de las paredes se había desprendido en parte y el polvo y la lluvia embadurnaban los vidrios de las encortinadas ventanas.
  • De día dominaba el silencio.
Jeremy Lipking
  • Sólo raras veces subía un cliente los gastados peldaños que conducían a la oscura entrada y, al cabo de una hora, volvía a salir rápidamente, vergonzoso y con el cuello subido. Pero de noche brotaba allí, como de pozos escondidos, una vida vibrante, ruidosa y llena de luz.
  • Encendíanse las ventanas, y las risas aleteaban dentro como un pájaro encerrado en una jaula.
  • Entre ellas sonaba la de Johanna; una especie de cálido arrullo, insinuante y sensual, que se distinguía claramente de las voces de las demás, y que en ocasiones ya se oía en medio del silencio matutino, como el canto de una alegre alondra enamorada.
  • A Johanna le complacía que los hombres acudiesen a ella.
Fabián Pérez
  • Estaba más solicitada que sus compañeras, porque a cada cliente le daba algo de esa dulzura apocada, torturadora e inquieta que llenaba su ser, y que los perezosos cuerpos de las otras mujeres no poseían. La propia Johanna se asombraba de ello.
  • La profesión que para tantas rameras resultaba una aburrida y desagradable carga, despertaba en su persona un estático anhelo de amor, un acicate que sentía en su carne y que confería a sus ojos un brillo juvenil.
Gustav Klimt
  • Con unos labios agrietados y heridos de tanto besar, bebía de la boca de los hombres, siempre invadida por la virginal voluptuosidad que acompañara su primer abrazo.
  • En los descansos que le dejaba su pecaminoso trabajo, que le parecían insoportablemente largos y desiertos, escuchaba los pasos de los transeúntes, y si sonaba la campanilla, se le iluminaba el rostro y suspiraba.
Fabián Pérez
  • Había muchos días en que saboreaba el amor hasta la saciedad, pero cuando por fin yacía en su cama con la cabeza atontada y los miembros doloridos, su memoria recorría aún todos los hombres conocidos, abandonándose al goce del recuerdo, y Johanna sonreía en la oscuridad.
Fabián Pérez
Zhaoming Wu
  • A veces, sobre todo en verano, cuando se acostaba próxima ya la madrugada, su excitación aumentaba ya hasta el tormento.
  • Entonces se asomaba en camisón a la ventana para observar el gueto. Extendía los desnudos brazos y sentía en su piel cual gotas de sangre la templada lluvia.
  • Lo que tenía a sus pies, era su mundo.
Anna Bocek
  • La ciudad donde parpadeaban las soñolientas luces de las casas de citas, donde en las callejuelas de mala reputación se acurrucaban pesadas sombras y, a lo lejos, un gimoteante violín o el duro tecleteo de un artefacto musical invitaba todavía a la diversión...
  • Entonces una soñadora melancolía bañaba de lágrimas su cara.
  • La brisa nocturna acariciaba suavemente sus senos, Johanna echaba la cabeza hacia atrás, y sus labios besaban el aire."
  • Paul Leppin
  • El fantasma del barrio judío, fragmento
Oskar Kokoschka, Praga
Safe Creative #0910024620804

62 comentarios:

sat. dijo...

Kösz szépen. Nagyon tetszenek - főként a Prága-képek, jól esik kissé nosztalgiázni.
Minden jót kívánok
Tibi

Toni Bra dijo...

Un buen fragmento y unas ilustraciones excelentes.saludos

semitenerife dijo...

Exquisito relato, eternamente actual, desconocía al autor. Las ilustraciones seleccionadas magníficas. Fabián P.,genial. Esta entrada, es todo un REGALO, Gracias.

virgi dijo...

De acuerdo en todo con mi convecino, a quién saludo desde aquí.
¡Mira que conoces pintores! Es que eres mucho, preciosa.
El relato es duro y delicado a un tiempo, me gustaría leerlo todo.
Y Fabián P.! Muy bueno, me ha recordado a Vettriano.
Como siempre, una gozada llegar aquí, besos y besos

€_r_i_K dijo...

Bonito cuento, bonita historia, que podría ser la de millones de anonimas vidas pendientes de que suene la campanilla que las haga sentirse vivas...


Besos....

sedemiuqse dijo...

Que bueno tu trabajo lo que nos muestras
Besos y amor
je

Sara dijo...

Un lujazo de post, otra vez. Nos tienes muy mal acostumbrados.
Un beso grande.

© Reina dijo...

Valió la pena Carmen!! Es siempre un placer visitarte!!!

Un beso. :)Reina

Jota Ele dijo...

¡Hola Carmen!

Casi siento vergüenza al escribir este comentario por los motivos siguientes:

El día 20 de Marzo inauguré uno de mis dos blogs con la entrada "Nubes bajas". Con fecha 1 de Junio, tuviste la enorme deferencia de visitar el blog y realizar un comentario muy amable.

Dado mi proverbial despiste, no volví hasta hoy a ver las entradas antiguas y me encuentro con tu visita.

Lo único que puedo hacer para arreglar este desaguisado es, pedirte perdón por mi grosería y darte las gracias ahora. Al fin y al cabo, más vale tarde que nunca.

Naturalmente, si me lo permites, me dispongo a darme de alta como seguidor tuyo y enlazar tus blogs con los míos, a fin de poder seguirte puntualmente porque, además, he estado curioseando y me encantan tus entradas.

Una vez más, te pido perdón y te doy las gracias por tu comprensión.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Hermosa entrada.. me gustan los trabajos presentados y cada articulo maravilloso..

Un beso

Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfrutes del fin de semana..

Andrea dijo...

Impresionante forma de describir a ese destructor fantasma que desgraciadamente continúa habitando en todos los lugares del mundo.

Qué fuerte y soñadora Johana, tan llena de amor, a pesar de su trágica vida y su trágico destino. Sin duda, se ha convertido en un personaje inolvidable para mí, Carmen.

Las pinturas son magníficas, me gustaron especialmente Mary Jane Ansel, Fabián Pérez, Jeremy Lipking, y sobre todo Anna Bocek... vaya!, tengo que confesarte que esta penúltima obra que nos muestras me ha enamorado.

( no pude resistirme a buscar más obras de esta artista y llegué a esta pagina http://annabocek.com/)

Carmen eres fantástica.
Un fuerte abrazo.

isobel dijo...

gracias, vine a por mi regalito de fin de semana, un abrazo

Miguel Ángel dijo...

Una maravilla.

Saludos

Jan Puerta dijo...

Hoy tu entrada tiene tal sutileza que me hace pensar en la necesidad de seguir escribiendo.
Un abrazo

KUBAN dijo...

Magnífico el cuento y magníficas las imágenes. Gracias. Un abrazo.

TriniReina dijo...

Nos dejas con las ganas de saber más de Johanna. Leeré a Paul Leppin.
Carmen, me han enamorado todas las pinturas de Fabián Pérez y la de Anna Bocek.
Siempre, y no me canso de repetirlo, es un placer llegar aquí.

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Provocadores, sensuales, maravillosos... Me ha encantado sobre todo la estética... de las imágenes.

Saludos

PD: Siempre que paso por aqui me sorprendes.

Fernanda Irene dijo...

Praga, Fabian Pérez, O mio babbino caro.... y un relato fantástico. ¡Una gozada la visita!

Saludos

Marina dijo...

Voy a poner este libro en mi lista, pero haré trampas y le colocaré de los primeros. A ver si lo encuentro en la biblioteca, si no, lo pediré en mi librería. Me gusta como está escrito, la forma y el fondo. Ya te contaré.
Besos cielo.

1600 Producciones dijo...

Excelente blog!!!!! Un verdadero placer.
Saludos desde Argentina.

Gabiprog dijo...

Seleccioné el texto, luego lo pegué en un Word, así lo leí con más comodidad, después fui disfrutando de las pinturas elegidas… esas que en más de una ocasión te dan ganas de pintar también…

:)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué maravilla de entrada. Qué maravilla.

elena clásica dijo...

La verdad que es una maravilla, como dice Pedro. ¿Cómo sería posible acompañar a tal relato con alguna imagen? Pues sí, con las que tú aportas, sólo con ellas. Y nos vamos en espasmos hacia Praga, en espasmos de placer y de arte.
Siempre te superar. Besazos.

Alfredo dijo...

Gracias por este fragmento, ahora no me queda otra que buscar el resto de la historia, porque lo que he leído me ha llenado de curiosidad. Gracias.

Buena semana!!

Lozzano dijo...

Maravillosa la capacidad de este autor para describir ambientes sórdidos. Te quedas con ganas de leer más, la elección de las imágenes, fetén, me encanta la Praga del zumbado de Kokoschka.
Como de costumbre un post muy interesante.
Un beso fuerte.

Odel dijo...

Me encanta este Pintor Fabian,no lo conocia gracias,un magnifico relato,pero me gustaria leerlo entero

Bitter dijo...

Oye, buen texto, pero me ha gustado mucho más la pintura de Fabian Perez, no lo conocia y sus cuadros parecen estar hechos para el texto.
gracias por el datazo
besos

Hammelinn dijo...

me encantaron los cuadros, todo muy lindo amiga !!!
como nos tienes acostumbrados

un beso enorme
desde Montevideo - Uruguay

....................

Fede

.........................

El Mendigo:

Un infeliz pordiosero,
sobre un puente reclinado,
dormitaba fatigado
de tanto pedir y andar.
Un jóven que iba de prisa,
tropezó con el anciano,
y le arrancó de la mano
su garrote y su morral.

Volvió la vista, y como era
un infeliz sin fortuna,
no tuvo pena ninguna
del daño que le causó.
Anda! - le dijo en anciano,
que si llegas a mis años,
otro te hará iguales daños
y no te tendrá compasión.

Se acaba la primavera…,
pasa el calor del estío…
y llega el invierno frio
á quitarnos el vigor…
Se hielan las amistades…,
se deshace la riqueza…
y el que pasa nos tropieza
y no nos pide perdón. –

A la voz del viejo, el joven
Volvióse, y dijo apenado:
-Dispensad, he tropezado
porque al pasar no os miré
-A tu edad nada se mira,
Joven, porque nada importa:
¡cuando la vista se acorta
es que se comienza á ver!

Felipe J. Pérez ( Venezolano)

Dilman dijo...

Vibrante relato que se corresponde con las pinturas que presentas. El peso de las miserias que asfixia y fermenta paisaje, cuerpo y espíritu presenta una fisura que deja escapar un hálito de esperanza y belleza en el sentimiento de Johanna.
El olfato del escritor busca minuciosamente casi pincelada a pincelada entre la podredumbre hasta llegar al corazón de la protagonista y rematar casi a manera de triunfo con ese beso al aire por los labios de la muchacha.
Prague Sunrise: Scott Burdick: Eso es pintar!
Imposible no oir retumbar con arrebato los ditirambos de Dioniso y ver con entusiasmo sus relámpagos en cada una de tus ediciones.
Un abrazo gigante CARMENSABES!!!

rlfox dijo...

Aparcado en la calle del Desengaño,
esperando al viejo y el volante de Sanitas,
sentado en el doce, chapa carmesí, familiar,
impacientándome,
sintiendo el frio helador que se entremetía por sus ventanas ya arrumbadas,
desconsolado por dolores pasados y futuro incierto,
mirando,
observando distintas, fantasmagóricas figuras hablarlas al oído,
solicitando servicios, viejos babosos con dinero y chicas en extremo jóvenes,
arrancando,
escapando de tan triste visión, sin apartar mis ojos del retrovisor.

El Profe dijo...

Gracias por descubrirnos a Paul Leppin... y las obras de Fabián Pérez
Saludos cordiales.

J.Carlos dijo...

Siempre la vida de estas mujeres se presenta como algo sórdido; siendo su vida así muchas veces, es agradable esa visión de Johana, quizás tenía más clientes por estos buscaban su cariño y comprensión, no sólo el goce físico.
Fantástica la selección de cuadros, nada nuevo en este blog.
Abrazos

WIG dijo...

Tu blog es un lujo. Saludos.

Soledad.B dijo...

Una vez mas como siento, el arte se alimenta de el mismo arte,maravilloso cuanto de Paul Leppin,todo un lujo es el venir a visitarte y encontrar todo lo que un alma necesita para crecer y sentir ganas de seguir bebiendo de el,enhorabuena y gracias Carmen.

Un beso.
Soledad.B

KUBAN dijo...

gracias por visitarme y dejar tus palabras. Un fuerte abrazo.

Elio Milay dijo...

Un "lujazo" de post, sí. Lástima que la sección de comentarios nunca esté a la altura. Por culpa de nosotros, los comentaristas.

No escribo más para ilustrar también con el mío esa triste realidad.

gabriel cusac dijo...

La atmosfera mórbida de los primeros párrafos ya es antológica. Las ilustraciones, como siempre, bellas y oportunas. No es raro que a cada entrada recibas una florida lluvia de alabanzas. Lo mereces.

carmensabes dijo...

Bueno, em este caso escribo para dirigirme a "Elio Milay".

Me habrás de perdonar, y sabiendo que en mi espacio no hay lugar a la censura por supuesto, aquí la gente escribe lo que le nace.

Pero he de decirte que me ha tocado la fibra tu comentario, cuando dices:
"Lástima que la sección de comentarios nunca esté a la altura. Por culpa de nosotros, los comentaristas."

Tendrás tu opinión, libre pensamiento, pero si de algo presumo en mi blog, es de la calidad de seres humanos que dejan aquí sus pensamientos, su alma escrita y sus involucrados sentires.

No quiero que parezca falsa modestia, pero para mi, lo mejor del blog, son los comentaristas, todos ellos y ellas sin excepción, maravillosos, y siempre aportando y enriqueciendo cada uno de los post.


Gracias

twin_lens dijo...

I love these paintings very much.

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Desconocía la existencia de este autor, Paul Leppin, pero me ha parecido increíblemente bello este fragmento que nos expones como muestra. También desconocía la existencia de tantas casas de prostitución en la judería de Praga, la cual sí he visitado hace años durante un viaje a la República Checa. Tierna y hermosa, esta historia que cuenta sobre Johanna, una prostituta que busca denodadamente el amor entre quienes sólo desean sexo, me ha conmovido. También el trágico final que le supongo al autor al término de la segunda conflagración mundial. Y ya sobre la entrada, decirte que, como siempre, la has acompañado de unas obras de arte exquisitas, con ese buen gusto que te caracteriza, mi querida amiga. Y voy a ponerme al día con tus entradas, que he estado ausente estos días y veo que tienes más cositas nuevas. Un beso fuerte, mi niña.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carmen,

Es impresionante la descripción que nos das del Barrio Judío de Praga, en palabras de Paul Leppin. Es realmente maravillosa la forma como el autor recrea los bajos fondos de Praga, utilizando en todo momento un vocabulario preñado de significado, pero congruente con la situación descrita.

Y es que, muchas veces, la repugnancia de la Realidad, que permitimos, o creamos, nosotros mismos, parece superar la capacidad de expresión de La Lengua. Pero aquí no es así: las palabras son exactas, eso sí, cada una independientemente, suena bien, pero, armónicamente puestas, forman como una sinfonía de la miseria humana, de las bajezas a las que pueden llegar ciertos hombres, no mujeres, porque los culpables de que existiese un basurero tal en Praga no eran esas mujeres, a las que seguramente la Necesidad obligaba a ejercer la función que ejercían, sino los hombres adinerados, o quizá, o seguramente, desgraciados también, que tenían que recurrir a sus servicios. Porque esos hombres, por poderosos y adinerados, hay que suponerlo, que fuesen, en el fondo eran unos pobres desgraciados, unos desalmados incluso.

Acompaña tu exposición toda un serie de exquisitas pinturas de mujeres en situación “erótica”, hermosas mujeres todas ellas. Y, entonces, uno se pregunta: ¿por qué maldición de quién tiene que reunirse tanta belleza y tanto encanto en un lugar tan repugnante como ese maldito Barrio Judío? Y que quede bien claro que lo de “maldito” lo digo por lo que allí sucedía, por quienes eran visitantes, no por quienes o las que, seguramente porque no tenían otra opción, vivían allí.

Viene a cuento ahora, en este contexto que, hace algunos días publicaba yo unos poemas de Horacio que nos ponían delante de los ojos una Realidad también repugnante, el Épodo VIII y el Épodo XII.

Y, en un alarde de Puritanismo y no sé qué más, hubo quien tildó a esos poemas de repugnantes. Pues resulta que he encontrado en este precioso texto tuyo, porque el conjunto es tuyo, porque tú eres la que lo ha escogido y la que le ha dado forma y contenido, pues eso, decía que he encontrado aquí una resonancia de lo que Horacio escribió hace ya dos mil años.

Felicidades y muchas Felicidades, querida Carmen, por este trabajo tan exquisito, sin olvidarme del buen trabajo del traductor y del autor del texto original.

Te envío un beso y toda mi admiración, querida Carmen, porque lo que nos dejas hoy es todo un poema, porque, también “poema” es lo que significa “Carmen” en Latín.

Antonio

isthar dijo...

Querida Carmen, paso a saludarte y decir qué magnífica entrada!!, felicidades.
Te envío un gran abrazo
besos Isthar

ernesto51 dijo...

Todo un placer regresar a tu espacio y encontrarme con este texto que ma ha atrapado (habrá que leer al autor) y, como es habitual exquisitamente ilustrado. Gracis por el rato de sosiego y tranquilidad que me has proporcionao, logrando desconectarme de todo.

Un beso enorme

Ernesto

carmencmbejar dijo...

Querida tocaya. No sé si te he dicho algo por ahí arriba pero por si acaso ahí va (es que tengo la cabeza a pájaros últimamente y te leí el otro día y no sé si al final te dejé mi comentario o no). Un post dedicado a las mujeres de ¿los bajos fondos? No sé si así verdaderamente porque nos extraes unos fragmentos tan bellos...

Un besazo, amiga

Mariluz Arregui dijo...

Cómo disfruto tus entradas...

Felicidades una vez más por tu creatividad y generosidad al mostrarnos tanta belleza, tantos caminos, tantos tonos, tantas miradas, tanto...

Un beso enorme, Carmen!

mojadopapel dijo...

Vuelvo a pisar tu espacio con hambre y sed, y encuentro, como siempre, agua y pan para saciar mis ansias. Maravilloso texto...demuestra el gran poder que tiene el sexo y la entrega.

Femme d chocolat dijo...

Impacta el texto, eh?, casi casi se percibe hasta el olor ...

Me gusta el estilo de Fabian Perez, (hay una de las imágenes ante el balcón es clavadita a un cuadro de Vettrianno, ¿te has fijado?) Me gusta mucho

UN BESOTE, GUAPA

David dijo...

Absolumente excelente. Un texto para corto donde se leen tantas y tantas cosas. La virtud de decir lo justo con las palabras exactas.
Genial.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Carmen Pascual, Carmensabes,

Te dejo aquí, en tu precioso Barrio Judío, el comentario que te he dejado en mi espacio, a propósito de las palabras que me enviaste, hace ya algunos días, comentando el Beatus ille

Aunque con importante retraso, paso a darte las gracias por tus breves, pero sinceras y elogiosas palabras, al hacer el comentario al Beatus ille de Horacio. En todo caso, el mérito es de Horacio, que fue quien escribió el poema. Yo me quedo con el papel, importante también, porque todo hay que decirlo, de ser su mensajero.

Te envío un cariñoso abrazo,

Antonio

Mar dijo...

Exquisito y fino descriptor.
Gracias por compartir tu lecturas, Carmen. Nos enriqueces a todos.

Un abrazo y buen domingo

Loli Martinez dijo...

La conexión de las palabras con las imagenes muestran extraordinariamente las vivencias de aquel barrio.Gracias .Las palabras del artista muestran imágenes....
Un besazo .

calamanda dijo...

Precioso post.

Bellísima Praga.

Magnífica obra de Oskar Kokoschka.


Un abrazo.

Thiago dijo...

Carmen gracias por tu post en Cagarrutiblog y por hacerte seguidora... Tu blog parece genial, un blog precioso lleno de arte, literatura y pintura... Realmente estoy impresionado, cari

Bezos

VALDE dijo...

Hola Carmen vello relato igual que las obras que lo ilustran siempre es un placer visitarte mi amiga.

Abrazos fraternos.
Valde

Manuel Montesinos dijo...

Qué poderío tienes para presentarnos estos temas tan mavaillosos, mezclando la estética de las imágenes con la palabra.

Un beso, Carmen.

Soledad Sánchez M. dijo...

No conocía este cuento, Carmen. Me parece impresionante.

La descripción del entorno crea una atmósfera sórdida y tremendamente actual... y queda extrañamente dulcificada por las magníficas imagen que has elegido para ilustrar el cuento.

El retrato de Johanna, sin embargo, no se ve envuelto en oscuridad, para mí al menos. Es como si la protagonista, en su deseo alocado de sexo, esplendiera casi como una virgen.

Un lujo esta entrada.

Recibe mi admiración, y un beso muy fuerte.

Soledad.

KUBAN dijo...

Gracias otra vez por venir. Un beso.

Tempero dijo...

Putas, prostitutas o meretrices, pero, ante todo, mujeres capaces de sentir y de transferir ese sentimiento.
Casi un vampiro se me echa al cuello al abrir la página de Leppin.

Besos, maja.

VELPISTER dijo...

este cuento me recuerda a uno de Isabel Allende (cuando su literatura era interesante) creo recordar que en cuentos de Eva Luna. el personaje era una prostituta que ofrecía no solo su cuerpo, sino tb su amor. Me ha gustado mucho, intentaré hacerme con literatura de este autor al que no conocía.
abrazo

Andrea dijo...

Hola Carmen, vuelvo porque acabo de leer un comentario en mi blog que me ha dejado algo helada, y que hace referencia al comentario que publiqué más arriba.

Por eso quisiera aclarar que cuando escribí "destructor fantasma que desgraciadamente continúa habitando en todos los lugares del mundo" me referia única y exclusivamente al fantasma de la prostitución que es lo que describe el autor en este texto y lo que da titulo al mismo.

Espero que no te moleste Carmen que vuelva a publicar. Pero no quisiera más malentendidos.

Saludos.

carmensabes dijo...

Querida Andrea, tu comentario quedó clarísimo, sé a lo que te refieres.
La prostitución y todo lo que de negativo trae consigo.

Si alguien malinterpreta tus palabras, no será por culpa tuya en ningún caso, a veces uno busca donde no hay, razones para el conflicto.

No le des importancia, el problema no lo tienes tu, tus comentarios son certeros y sensibles, así como tu persona.

Recibe un abrazo fuerte.

Andres Rueda dijo...

Solo felicitarte por tu magnifico blog , en relidad me expreso mejor con el color, que escribiendo.

Felicidades y siempre que puedo paso por aqui encantado.

Un gran abrazo

Andres

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss