Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

martes, marzo 24

Julia Margaret Cameron, enfocando el alma

Julia Margaret Cameron
  • "Pese a algunos grandes retratos, en conjunto, su obra es repulsiva y algunos de esos retratos valdrían por si mismos ante cualquier tribunal para condenar a sus modelos por maleantes y vagabundos” (Photographic News, 1868)."
  • Estas frases, no precisamente alentadoras, es lo que dijo la crítica en su momento de Julia Margaret Cameron.
  • Considerada una gran excéntrica de la fotografía.
  • Nació en Ceylan el 11 de Junio de 1815 en Calcuta (India), en el seno de una familia de diez hermanos. Hija de escocés y francesa pertenecientes a la sociedad bengalí fue educada en Francia hasta los 19 años, donde regresó de nuevo a la India.
  • A los 21 años conoció a Sir. John. Herschel quien más tarde implantó los términos (positivo - negativo y fotografía), y autor del descubrimiento de las propiedades del sulfito como fijador. Siendo Sir. John Herschel el asesor fotográfico de Cameron.
  • Casada con un hombre veinte años mayor que ella, excelente jurista y plantador de té, vivió en la India hasta los treinta y tres años, depués se trasladó con toda su familia a la Isla de Wight, en Inglaterra.
  • Tuvo seis hijos y otros adoptados, por este motivo vivía en un gran caserón, que siempre se encontraba lleno de poetas, artistas y científicos de la época victoriana.
A Study of the Beatrice Cenci
  • Julia Margaret Cameron no empezó a hacer fotos hasta la edad de 48 años en que su familia le regala una cámara “para que se divirtiera”.
  • Y no sólo se divirtió sino que se enganchó de tal modo, que incluso su hijo dijo lamentar verla tan a menudo vestida con ropa de trabajo y oliendo siempre a los químicos del laboratorio.
  • Es de suponer que en la rígida sociedad victoriana no se debía entender muy bien que una mujer “respetable” se comportase de aquel modo, aunque esto no deja de ser poco más que una anécdota en lo que se refiere a por qué fue tan duramente criticada.
Herr Joseph Joachim
  • El motivo fundamental es que hizo todo (o casi todo) lo contrario a lo que sus contemporáneos hacían, fotográficamente hablando.
  • Es la época en que la corriente academicista triunfa. Los fotógrafos intentan buscar reconocimiento imitando a los pintores prerrafaelistas. Retratos aduladores, alegorías religiosas y morales, recreaciones de personajes legendarios, etc…
Alfred Lord Tennyson
  • Julia Margaret Cameron no es ajena a esta moda y su obra se podría dividir en 3 grupos.
  • Por un lado las fotos alegóricas, con temas mitológicos, artúricos o bíblicos; por otro los retratos de personas ilustres (amigos o conocidos de la familia); y finalmente los retratos femeninos de sus allegadas, amigas y sirvientas.
Charles Cameron
  • Cameron aborda las obras alegóricas con un desinterés inusual por el fondo, simplificando las escenas y huyendo del abigarramiento. Tampoco recurre a los montajes, salvo contadas excepciones, o a los fondos pintados, como hacían muchos.
Alice Liddell as a young woman
  • Sin embargo, lo que hizo entrar a Margaret Cameron en la historia de la fotografía son sus otras fotos, sus retratos, que es donde alcanza sus mejores resultados.
Annie
  • En sus fotos de personalidades busca retratos épicos, poderosos, que dejen ver todo lo que de especial hay en esas personas, su grandeza, su obstinación, incluso su predestinación, pero todo ello sin recurrir a teatralidades externas. Sólo luz, atmósfera y rostro.
Charles Darwin
  • Retratos que transmiten, más que retratos que describen, que es lo que hacían la mayoría.
Clinton Parry
  • Sus personajes nunca sonríen y poseen un brillo en los ojos que les infunde vida, fuerza. Al centrarse en sus rostros despreciando el detalle de sus ropas, los hace más atemporales. Busca la fuerza expresiva que confieren unos rostros que emergen desde las sombras.
Elaine
  • En los retratos femeninos al no estar tan atada a la imagen pública que representan los hombres, ya que la mujer de la sociedad victoriana está relegada a un segundo plano, es donde demuestra mayor libertad, haciendo posar a las modelos de manera menos rígida, menos solemne; sin que por ello dejen de posar, ya sea representando actitudes melancólicas o poses al estilo romántico.
The red and white roses
  • Aquí tampoco busca retratos descriptivos y liberada de esa imagen pública del personaje, se dedica a fotografiar lo que ella ve en cada persona, lo que le inspira.
Sinhalese Woman
  • Así hace fotos de amigas y sirvientas como si fuesen la representación del amor, o en el papel de María Magdalena, o una ninfa… Pero con su minimalista puesta en escena y sus planos cerrados, el motivo es lo de menos, ya que lo que se aprecia son unos retratos atmosféricos, intemporales, alejados de la realidad, en ocasiones etéreos.
  • Figuras puras y melancólicas contra fondos imprecisos.
Untitled, (Ceylon)
  • Así pues, los temas tratados por Julia Margaret Cameron son los mismos que abordaron muchos otros de sus contemporáneos, pero su visión, su experimentación formal es la que la hizo destacar y pasar a la historia de la fotografía.
Pray God Bring Father Safely Home
  • En esa época, en cuanto a retrato, lo que se estilaba era fotos de pequeño formato de plano medio o cuerpo entero con profusión en el detalle, estableciendo el estatus social del retratado tanto por la ropa como por el entorno y pose, recurso indiscriminado del retoque para suavizar las facciones, a menudo se recurría a fondos pintados con motivos florares y arquitectónicos.
Petite fille en prière
  • La aproximación de Margaret Cameron al tema no podría ser más dispar. Para empezar, la cámara que le regalaron estaba pensada para paisaje (30×25cm al principio y posteriormente 30×38cm). La focal empleada también era más larga de lo habitual y le permitía centrarse en lo que le interesaba: las cabezas, los primeros planos.
Balaustion
  • Pero las diferencias no venían marcadas únicamente por cuestiones técnicas, sino también por lo que se quería lograr estéticamente. Su inspiración viene marcada por el romanticismo inglés. Pintores mucho menos interesados en la definición de la línea que sus colegas del romanticismo francés. La luz que ella busca es la de Rembrandt.
  • Los claroscuros, las figuras que salen hacia la luz, los fondos oscuros y sin definición, los sfumattos al modo de Leonardo.
Julia Jackson
  • Para el control de la luz, es asesorada por su amigo, el pintor G.F.Watts, que le enseña a modelarla tapando casi todas las fuentes y dejando solo aquellas que inciden donde ella quiere.
  • Pero quizá el aspecto más recurrentemente criticado de su obra, por fácil, es el desenfoque.
The Angel at the Tomb
  • Muchos de sus retratos están fuera de foco, por expreso deseo de su autora, que reconocía que la primera vez fue casual, pero que el resultado le gustó tanto que decidió emplearlo como recurso. En un momento en que todos los fotógrafos se esmeraban en obtener la máxima definición, ella decía que iba moviendo el enfoque hasta que veía la escena como le gustaba, y si ese punto no coincidía con el lugar de mayor nitidez, no importaba lo más mínimo. De hecho llegó a afirmar: “¿qué es el foco y quien tiene derecho para afirmar cual es el más legítimo?”
Thackeray and Her Brother
  • Lo cierto es que todo ayudó a que Julia Margaret Cameron experimentase con esta estética de fotos etéreas, desenfocadas y con bordes imprecisos.
  • El objetivo que empleaba al principio tenía un diafragma fijo de f3,6, por lo que la profundidad de campo era mínima y no podía controlarla.
  • La cobertura del objetivo no cubría todo el negativo, por lo que en los bordes bajaba la calidad produciendo el sfumatto que Cameron deseaba emular.
Untitled, (Ceylon)
  • La poca luz empleada la obligaba a recurrir a tiempos de exposición muy largos (entre 7 y 20 minutos según algunos autores), por lo que es lógico que muchos modelos saliesen levemente movidos, ya que además se negaba a usar los armazones que empleaban antes los daguerrotipistas para fijar la posición de los retratados.
Sir John Herschel
  • Su estilo fue objeto de las mas diversas críticas. Desde las más duras:
  • "-La señora Cameron exhibe su serie de retratos desenfocados de celebridades. Debemos darle a esta señora el beneficio de la originalidad, pero a expensas de cualquier otra cualidad fotográfica-”
  • "The Photographic Journal, el 15 de febrero de 1865."
Mariana 1875
  • Hasta algunas algo más condescendientes, que apreciaban la fuerza plástica de sus retratos, pero que los veían fallidos por falta de pericia técnica, sin lograr entender que pudiese ser una opción legítima.
  • Admirable, expresivo y vigoroso, pero terriblemente opuesto a las propiedades y convenciones fotográficas”, dijo Thomas Sutton.
Untitled, (Ceylon)
  • O los comentarios de su amigo Lewis Carroll, que no podía entender que ella hablase de sus fotos desenfocadas como hallazgos artísticos, cuando el a lo sumo las veía pintorescas.
  • Bien es cierto que también tuvo algunas buenas críticas, pero estas fueron las menos y generalmente procedentes del extranjero:
The Mountain Nymph
  • “Nadie ha capturado y usado los rayos del sol como usted lo ha hecho. Me postro a sus pies”. Victor Hugo.
  • Y habría de ser también un extranjero el que sacara del olvido la obra de Julia Margaret Cameron un par de décadas después.
  • Stieglitz la recupero, admirado como estaba por esos retratos, precursores del pictorialismo que a principios del siglo XX se está apoderando del mundo de la fotografía.
  • Vio en esa obra muchas cosas que él pregonaba al inicio de su andadura fotográfica, como la preponderancia de la visión artística sobre las cuestiones técnicas. El recurso al claroscuro. La no sujeción a la literalidad descriptiva de la imagen.
  • …Y el desenfoque como medio expresivo se extendió, hasta el punto de fabricarse objetivos de foco “suave”.
  • Así pues, Julia Margaret Cameron, es una mujer que pasará a la historia por ser una excepcional fotógrafa que rompió todos los moldes, y que se arriesgó, que hizo lo que su cuerpo y su mente le decían, haciendo unos trabajos que nos deleitarán para siempre la retina y el alma.
Too late
Vivien and Merlín
Yes or No
Annie Cameron
Gareth and Lynette
George Duckworth
Henry Wadsworth Longfellow
Hypatia 1867
Marie Spartali
Pre-Raphaelite Study-October 1870
Queen Esther before King Ahasuerus 1865
The Gardeners Daughter 1867
Summer Days-April 1866
George Frederic Watts
Whisper of the Muse
The Angel at the Sepulchre
The Echo 1868
Paul and Virginia

25 comentarios:

Alfredo dijo...

Grandes fotografías las que nos ha dejado esta mujer extraordinaria. Por eso me gusta pasar por aquí, porque siempre me marcho con algo aprendido, y encima suena La vie en rose. Fantástico.

Abrazos!!

Adolfo Payés dijo...

Claro que fue, lo es y lo será de eso no hay dudas, excelentes fotografías, y un placer inmenso seguirte y descubrir estas maravillas de las artes..

saludos fraternos

un abrazo inmenso

mojadopapel dijo...

Sus retratos son fantásticos, ¿y porqué las fotos tienen que ser perfectas?....hay fotos con una belleza inmensa aunque tengan técnicamente fallos, el arte es algo vivo, y no solo técnica.

Manolo dijo...

Muchas gracias por esta entrada, Carmen. Nos traes una de las referencias en el retrato fotográfico. En sus comienzos J.M.Cameron estaba limitada por los condicionantes técnicos de los equipos de la época, pero supo aprovecharlos a la perfección para conseguir lo que ella quería transmitir. De hecho, todavía usamos objetivos suaves, como bien dices, o bien filtros suavizadores para paliar la dureza de las ópticas modernas en algunos retratos que así lo requieren.
En cuanto al comentario de Mojadopapel, he de decirle que una cosa es estar al albur de que una fotografía quede bien estéticamente por casualidad, a pesar de sus fallos, y otra cosa es transgredir la técnica para lograr el resultado que deseas, pero conociéndola y dominándola. Cameron al principio no la dominaba pero luego sí, y se la saltaba para conseguir sus maravillosos retratos, que hubieran sido otros si no lo hubiera hecho así. Los grandes artistas siempre han dominado su oficio pero en sus obras han reflejado su forma de ser y sentir, si no se hubieran limitado a ser artesanos. Si sólo conociéramos las últimas esculturas de Miguel Angel ¿Cómo podríamos relacionarle con el Moisés, La Piedad o el David?
Un beso

Dav dijo...

Touché con esta artista. Son fotografias que debemos disfrutar porque nunca mas se volveran a hacer con ese aire, con esa realidad que capta. todo lo actual ya nunca se asemejará a esto. ES impresionante.
Abrazos.

ernesto51 dijo...

Interesante artículo que debería formar parte de toda obra de la Historia de la Fotografía. Cuidadosa y didáctica selección de imágenes, trabajadas explicaciones sobre técnicas utilizadas y buen perfil biográfico.

Personalmente, sus retratos me parece que se encentran a caballo entre la fotografía y la pintura, y ese desenfoque criticado en su época hoy se percibe como creatividad artística.

Coincido con los otros comentarios en el placer de visitar tu espacio, siempre descubriendo y aprendiendo cosas.

Gracias Carmen

María de los Ángeles dijo...

Qué placer entrar a tu lugar y encontrar fotografías, unos retratos impresionantes de una transgresora que se animó a ser ella misma, a pesar de lo que dictaban las reglas. Bienvenidas sean las críticas cuando el error es no seguir a la manada, verdad?
Abrazos!

€_r_i_K dijo...

Vaya, eh, lo que hubiesemos dado nosotros por tener un móvil en esos tiempos, para poner de fondo a cada uno de los personajes que ella retrató......


Besos.....

Bolero dijo...

Gracias, por traerla, siempre me ha gustado, siempre
Sabes? cuando te leo, siemrpe pienso una cosa, no me extraña q nos tengan tanto miedo
Es q somos la repera

( me refiero a las mujers, sin menospreciarlos a ellos ¿vale?
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué maravilla de retratos. Llevo mucho tiempo mirando estas soberbias imágenes de tu entrada de hoy, prendado de ellas.

Elena dijo...

Me ha encantado, como retrata a los seres humanos,mujeres, hombres, niños,..que original y que rompedora para su tiempo, que valiente. Un beso amiga Carmen.Elena.

Ricardo dijo...

Me fascina la fotografía a blanco y negro... tiene un romance visual y es muy sugerente a los ojos y a la nostalgia...

Gabiprog dijo...

Simplemente extraordinario, diez minutos disfrutando de esa historia personal que encierra al final una gran pagina para el arte.

Un abrazo fuerte!

Femme d chocolat dijo...

Guayyyyyyyyyyyyyy, cuantísimo me ha gustado siempre la Cameron .Toda una pionera ( y casi inventora) en lo que al arte de la fotografía se refiere.

El otro día se lo comentaba a una amiga cuyas fotos, de pronto, me hicieron recordarla. La exposición de la luz, las formas, ese aire como antiguo ( pese a que la chavala es super moderna) pero no sé, algo me hizo recordarla , y se lo dije,

Veo que coincidimos. La imagen con la que abres siempre ha sido mi predilecta. Me parece de una belleza increíble

http://img485.imageshack.us/img485/8454/d7099e9c2412caebd016f11le7.jpg


Un beso enorrrrrrrrrme, Carmen . Me alegra ver que coincidimos ^_^

cuarentaydosymedio dijo...

Almas serenas
Mentes calmadas
Corazones tranquilos

Sin duda retrataba el alma de sus modelos.
Magnífica
Gracias Carmen.

WIG dijo...

las fotos desprenden una tristeza consumida y burlona. Me hubiera gustado conocer a tal mujer. Saludos.

elenasusana dijo...

Vaya una extraña y enigmática mujer, ¡fantástica e impactante!
Como siempre extraordinaria en tus elecciones, gracias, Carmen.

Enfero Carulo dijo...

Carmensabes, qué entrada más interesante y qué alegría me ha dado encontrarme este blog para saborear a menudo. Yo también pienso seguirte. Soberbio. Besual.

Cucu dijo...

preciosas fotos! una gran artista!

Bessooo!

Bitter dijo...

Que maravillosa colección de retratos, me gusta como están impregnadas de tanta melancolía.
un abrazo

El Profe dijo...

Son retratos sicológicos. Pero también están llenos de poesía, por el tratamiento que hace de la luz, de la "puesta en escena", ... Realmente tiene mérito conseguir estos retratos con la técnica de aquella época. Una gran artista, sin duda. Nuevamente muchas gracias por darnos a conocer a esta mujer. Un saludo.

Mar dijo...

Debo reconocer, la descubrí hace poco. Fotografiando a Alice Liddell.

Me subuyó ese breve trabajo que me cedieron muy amablemente para uno de mis blogs.

Has hecho un trabajo excelente en honor a esta pionera desafiando toda barrera de su época.

Enhorabuena haberte conocido. Eres una fuente de belleza.

Buen fin de semana, Carmen

MentesSueltas dijo...

Comparto con Mar, gran trabajo, encantado recorriendolo y aprendiendo.
Bellisimo.

Un placer pasear por tu espacio.
Te abrazo
MentesSueltas.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé sólo a saludar, espero pasar este fin de semana, más despacito a releer cosas...

Saludos!

klimtbalan dijo...

Una maravilla, chica! y claro, como muchas de las mujeres artistas de su época, también criticada por su trabajo, faltaría más!!
Algunas parecen pinturas, verdad??

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss