Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

lunes, agosto 3

Mujer a lo Girondo

Ann Elizabeth Scott
  • En esta ocasión mi memoria y mi culto se dirigen hacia el escritor Oliverio Girondo: Buenos Aires, 17 de agosto de 1891, Buenos Aires, 24 de enero de 1967.
  • Podría decir, e incluso afirmo que este hombre, poeta de los que te dejan tocada de por vida, me trastornó el alma desde el primer poema que leí.
  • Su estilo personalísmo me impactó de tal manera que en mitad de la noche me despertaba soñando con sus palabras tan extrañas y atrayentes.
Edward Hopper
  • Recuerdo ahora como una noche de verano viajando en un coche litera de un tren, jugábamos mi acompañante y yo a ver quién sabía más palabras y frases de Girondo.
  • Era un imposible, porque aunque poníamos empeño, al comprobar después con las de verdad, no se parecían en nada.
  • Recuerdo una de mis favoritas: "mi pulpa lu de vértigo de galaxias de semen de misterio" .
Eugène Henri Paul Gauguin
  • También :" el sedimento aglutinante de un precipitado de labios" .
  • Pensaba yo, quién fuera mujer a lo Girondo, con esos poemas que arrebatan hasta los huesos.
  • Mi acompañante me dio la clave: si deseas ser mujer a lo Girondo, te falta un don, una cualidad imprescindible.
  • Intrigada le dije: haré lo que sea para conseguir esa virtud.
  • Él me dijo: esta noche mientras viajamos a un lugar remoto en este tren podrás conseguirlo, solamente haz lo que sientas, libérate de ataduras.
  • Y así fue como a la mañana siguiente me desperté en la cama litera de arriba, habiéndome acostado en la de abajo.
  • Estaba sola, bueno con el libro de poemas de Girondo a mis pies, abierto justo en el poema mujer etérea.
  • Entonces comprendí el significado.
Ya era mujer a lo Girondo.
Marc Chagall
Mujer etérea
  • No se me importa un pito que las mujeres
  • tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
  • un cutis de durazno o de papel de lija.
  • Le doy una importancia igual a cero,
  • al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
  • o con un aliento insecticida.
  • Soy perfectamente capaz de sorportarles
  • una nariz que sacaría el primer premio
  • en una exposición de zanahorias;
  • ¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono,
  • bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
  • Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!
  • Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase,
  • tan locamente, de María Luisa.
  • ¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?
  • ¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo
  • y sus miradas de pronóstico reservado?
  • ¡María Luisa era una verdadera pluma!
  • Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,
  • volaba del comedor a la despensa.
  • Volando me preparaba el baño, la camisa.
  • Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...
  • ¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando,
  • de algún paseo por los alrededores!
  • Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.
  • "¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos,
  • ya me abrazaba con sus piernas de pluma,
  • para llevarme, volando, a cualquier parte.
  • Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia
  • que nos aproximaba al paraíso;
  • durante horas enteras nos anidábamos en una nube,
  • como dos ángeles, y de repente,
  • en tirabuzón, en hoja muerta,
  • el aterrizaje forzoso de un espasmo.
  • ¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera...,
  • aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!
  • ¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes...
  • la de pasarse las noches de un solo vuelo!
  • Después de conocer una mujer etérea,
  • ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre?
  • ¿Verdad que no hay diferencia sustancial
  • entre vivir con una vaca o con una mujer
  • que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
  • Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender
  • la seducción de una mujer pedestre,
  • y por más empeño que ponga en concebirlo,
  • no me es posible ni tan siquiera imaginar
  • que pueda hacerse el amor más que volando.
Alphonse Mucha
Topatumba
  • Ay mi más mimo mío
  • mi bisvidita te ando
  • si toda
  • así
  • te tato y topo tumbo y te arpo
  • y libo y libo tu halo
  • ah la piel cal de luna de tu trascielo mío que
  • me levitabisma
  • mi tan todita lumbre
  • cátame tu evapulpo
  • sé sed de sed
  • sé liana
  • anuda más
  • más nudo de musgo de entre muslo de seda
  • que me ceden
  • tu muy corola mía
  • oh su rocío
  • qué limbo
  • ízala tú mi tumba
  • así
  • ya en ti mi tea
  • toda mi llama tuya
  • destiérrame
  • aletea
  • lava ya emana el alma
  • te hisopo
  • toda mía
  • ay entremuero
  • vida
  • me cremas
  • te edenizo.
Sergei Semenovich Egornov, 1860 1920
Ella
  • Es una intensísima corriente
  • un relámpago ser de lecho
  • una dona mórbida ola
  • un reflujo zumbo de anestesia
  • una rompiente ente florescente
  • una voraz contráctil prensil corola entreabierta
  • y su rocío afrodisíaco
  • y su carnalesencia
  • natal
  • letal
  • alveolo beodo de violo
  • es la sed de ella ella y sus vertientes lentas entremuertes que
  • estrellan y disgregan
  • aunque Dios sea su vientre
  • pero también es la crisálida de una inalada larva de la nada
  • una libélula de médula
  • una oruga lúbrica desnuda sólo nutrida de frotes
  • un chupochupo súcubo molusco
  • que gota a gota agota boca a boca
  • la mucho mucho gozo
  • la muy total sofoco
  • la toda ¡shock! tras ¡shock!
  • la íntegra colapso
  • es un hermoso síncope con foso
  • un ¡cross! de amor pantera al plexo trópico
  • un ¡knock out! técnico dichoso
  • si no un compuesto terrestre de líbido edén infierno
  • el sedimento aglutinante de un precipitado de labios
  • el obsesivo residuo de una solución insoluble
  • un mecanismo radioanímico
  • un terno bípedo bullente
  • un ¡robot! hembra electroerótico con su emisora de delirio
  • y espasmos lírico-dramáticos
  • aunque tal vez sea un espejismo
  • un paradigma
  • un eromito
  • una apariencia de la ausencia
  • una entelequia inexistente
  • las trenzas náyades de Ofelia
  • o sólo un trozo ultraporoso de realidad indubitable
  • una despótica materia
  • el paraíso hecho carne
  • una perdiz a la crema.
Guillaume Seignac
Poema 12
  • Se miran, se presienten, se desean,
  • se acarician, se besan, se desnudan,
  • se respiran, se acuestan, se olfatean,
  • se penetran, se chupan, se demudan,
  • se adormecen, se despiertan, se iluminan,
  • se codician, se palpan, se fascinan,
  • se mastican, se gustan, se babean,
  • se confunden, se acoplan, se disgregan,
  • se aletargan, fallecen, se reintegran,
  • se distienden, se enarcan, se menean,
  • se retuercen, se estiran, se caldean,
  • se estrangulan, se aprietan se estremecen,
  • se tantean, se juntan, desfallecen,
  • se repelen, se enervan, se apetecen,
  • se acometen, se enlazan, se entrechocan,
  • se agazapan, se apresan, se dislocan,
  • se perforan, se incrustan, se acribillan,
  • se remachan, se injertan, se atornillan,
  • se desmayan, reviven, resplandecen,
  • se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
  • se derriten, se sueldan, se calcinan,
  • se desgarran, se muerden, se asesinan,
  • resucitan, se buscan, se refriegan,
  • se rehuyen, se evaden, y se entregan.
Nicoletta Tomas Caravia
  • Safe Creative #0908034192763

18 comentarios:

Magah dijo...

Uyy Carmen!! Maravillosa entrada con la convinación de Girondo y estas mujeres que le parecen propias a su espiritu en cada poema entregado y libre, sin tapujos como el supo parir.
Quiero se una mujer de Girondo!
Sos una increible artista dueña de una sensibilidad con la cual se pueden hacer estas publicaciones que congelan el alma.
Volveré a este post!

Un abrazo

Magah

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En la época de Girondo se hizo visible un nuevo tipo de mujer, que avanzaba ya hacia la modernidad, sin duda.
Buen recuerdo de este poeta.

J.Carlos dijo...

Una mujer que vuele, quien no ha soñado con alguien así; alguien etereo, que pueda seguir su rastro por las plumas desprendidas en su vuelo.
No conocía a Girondo; es una virtud de tu espacio, descubrir oasis en los desiertos; oasis de palabra y de luz.
Gracias por descubrirnos la belleza y hacérnosla sentir.
Un abrazo

Bitter dijo...

"El lado oscuro del corazón", es el mejor homenaje que he visto en el cine para la Girondo.
Hermosisimos versos...
un beso y gracias :D

carmencmbejar dijo...

Pues no tenía ni idea quién era el tal Girondo. Siempre que abro tu blog sé que hay mil cosas nuevas por aprender: artistas de las letras y del pincel que saben tocarnos esa fibra sensible que no sé si tenemos en el corazón o en el cerebro o dónde (no importa). Seguro que Girondo lo sabía.

Un besazo, "Mujer a lo Girondo"

Marina dijo...

Me faltan las palabras que a tí te sobran. Arturo y yo leemos y vemos, yo le comento los versos y él las pinturas... La unión se sale del post, es increible, un mundo diferente...
Un beso hermosa mujer.

sedemiuqse dijo...

Carmen que buenos trabajos.
besitos y amor
je

Alfredo dijo...

No conocía la obra de este poeta, pero a partir de ahora me pondré a buscar más cosas suyas. Y el apoyo artístico fantástico. Una gozada auténtica.

Abrazos!!

Angus dijo...

Bellísimo.

Odel dijo...

Pasate por El Templo de las Mujeres cuando puedas ,te he dejado una cosita para ti

Loli Martinez dijo...

Preciosa expresión " que sepan volar " . Hombre inteligente dándole el valor merecido a la mujer libre , soñadora y con ansias de volar sin ataduras , pero siempre estando en el lugar adecuado en su justo momento .
Felicidades , te agradezco esta publicación , pues no lo conocía , y he disfrutado mucho .
Un besazo .

rlfox dijo...

En el éter te espero.
Sígueme si eres capaz de alcanzar mi vuelo.
Entonces serás mi enmarañada fantasía.

Voces iterativas, idílicas por repetitivas,
Creídas de tanto taconear en mi tímpano,
Una y mil veces
Cansinas, machacantes, siempre exigentes

Este calor que no me permite extirpar y dejar sobre la mesa de operaciones una caterva de palabras que demuestren que tan solo somos una exigencia para con otro en vez de su soporte, su catapulta, su permisible extensión y no su plan de vuelo.
Rafa

TriniReina dijo...

La primera vez que leí "Mujer etérea" me impactó el poema. Luego leí más del autor y coincido contigo.
Los cuadros que has elegido son preciosos. Me gusta Nicoleta Tomas Caravia y Edward Hopper en particular.

Abrazos

Momo dijo...

Hola, Carmen y cia.
Como ya te dije, me encanta tu sitio y la selección de pintura y música que haces...
También quiero agradecerte que hayas enlazado mi blog con el recitado de Ella, de Oliverio Girondo.
Como veo que ha tenido un cierto éxito, creo que seguiré intentándolo con algún otro poema... en principio del mismo Girondo.
Besos

Idella dijo...

Gracias por este blog donde encontré junto lo que más me gusta: poesía y pintura.
Quizás eché de menos un poco de música.

Fue un placer pasar por aquí y siento no saber cómo enlazar esta página con mi bitácoras. Me paso la dirección a favoritos para poder visitar este espacio con más detenimiento.

Mis felicitaciones.

femme d chocolat dijo...

AY VA!, pero si es que se me han acumulado un montón de entradas tuyas sin ver!
Jo!

Oye qué mágico eso de acostarse en la litera de abajo y despertarse en la de arriba, ¡es total!.
Girondo 100%, sin duda

Edwin M. dijo...

¡No creo en tanta belleza, Carmen!

Gabiprog dijo...

Una gran entrada!!
Disfrutando!


:)

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss