Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

domingo, enero 4

La mujer tigre

  • " No hay nada más espléndido que las manchas color albaricoque de su cuello, que se estira y se pliega cuando atisba los flancos.
  • Hace tiempo que la estudio y, de momento, lo único que he conseguido averiguar es que duerme por la tarde, se pierde por las noches y se asoma de este lado sólo al mediodía, cuando el sol le acentúa las franjas del lomo y enciende sus pupilas piedra pómez.
  • Desde el día en que la encontré, distraída, clavándose un colmillo en el labio con delicadeza, no he dejado de imaginar la cacería.
  • ¿Quién cazaría a quién? Desde luego su boca promete el vértigo, la sangre, el rito de la muerte ágil. Mi arma es esta pluma: suficiente al menos, para sucumbir con dignidad.
  • Ese temblor del costado, de las rayas de su vientre al respirar, me salpica la vista, me obsesiona. Su dulce rugir de pequeña catarata me persigue cuando sueño.
  • Al despertar, en cambio, sueño con perseguirlo. Ella tiene demasiado olfato como para dejarse sorprender en una página.
  • Haría falta una novela, quizá varias, para poder albergar la esperanza de que bajase la guardia por un instante, en mitad de algún párrafo. Pero para hacer eso necesitaría estudiarla durante años.
  • Al fin y al cabo, todo consiste en engañar al tigre. El hambre, algunas veces, la obliga a acercarse con encantador disimulo y relamerse.
  • Si todavía no me ha atacado es porque, de momento, le agrada esto que escribo, o al menos le hace gracia a su coquetería.
  • Por mi parte, estoy dispuesto al sacrificio: la supervivencia es tan mediocre... Sé bien que le importo poco, que para ella soy, básicamente, un curioso trozo de carne.
  • Aunque también sé que, si transcurre un par de días sin que nos veamos, ella busca cualquier pretexto para regresar y rondar mi cuento.
  • Incluso a veces me hace el honor y decide afilarse las uñas delante de mis ojos, frotándolas contra un árbol con una lentitud exquisita.
  • Otras veces he notado cómo se demoraba al marcharse, mientras dibujaba hipnóticas ondas con su cola manchada.
  • Y aún más.
  • Estoy seguro de que en su guarida de fiera inconmovible, en las noches de luna clara, se siente sola.
  • Y de que a veces, también, hace un esfuerzo y me recuerda. "
  • Andrés Neuman
  • La mujer tigre (fragmento), de El que espera
  • Gracias Andrés...
  • (Anagrama, 2000)
http://www.andresneuman.com

22 comentarios:

haideé dijo...

Carmen, lo siento, pero sólo me sale un rugido :))y me sale del alma,si...felina yo...

carmensabes dijo...

Haideé, un rugido del alma es fantástico!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ah, cómo me gustaría...

carmensabes dijo...

Pedro...ah sí?....

diego abelenda dijo...

Muy bueno el fragmento que elegiste de la mujer tigre para este post de domingo! y por supuesto que me gusta mucho la pintura de Henri Rousseau , tienen un colorido muy especial
Beso!

carmensabes dijo...

Diego, me alegro que te guste...

Besicos

Marina dijo...

Si hago un esfuerzo, yo tb recuerdo que una vez fui felina...
Precioso, carmen, gracias y un beso

carmensabes dijo...

Marina quién tuvo ...retuvo...!!!sé que tienes mucho de felina....esa fuerza no hay quién te la quite!!!

Muchos besiños guapa.

Adolfo Payés dijo...

Es una hermosura de poema y siempre visitar tu blog ilumina con tanta belleza...

saludos fraternos, te dejo con mucho cariño

•Laura Avellaneda• dijo...

Quien sabe cuántos animales se esconden dentro de una mujer....

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Estoy seguro de que en su guarida de fiera inconmovible, en las noches de luna clara, se siente sola"


Hasta la bestia más indomable, tiene derecho a sentirse sola y desamparada del mundo.... recuerda que los perseguidos, no entienden de mimos... sino de persecusiones y de encontrarse a hostias con el mundo.
Saludos!

carmensabes dijo...

Adolfo, gracias por pasar...

Un saludo

------------

Laura, creo que todas las criaturas tenemos diversas partes dentro de nosotros...

Un abrazo

------------

La sonrisa de Hiperión, en este caso me parece que la "bestia", solo lo es, en la parte que se ve, en la superficie,y que a veces todos necesitamos ponernos el disfraz felino para sobrevivir, y que otras veces es una máscara para evitar precisamnete que nos hagan daño...
Y que otras veces, tan solo, es un juego de seducción, en la que ambas partes participan...sin violencia...

Un abrazo

David dijo...

Increible. Me ha encantao. Tigre/mujer, poesía y arte visual ¿que mas se puede pedir?
Ah ¡ La guinda de la musica de Mark Knofler, lo borda.
Un abrazote

carmensabes dijo...

David, me encanta que te guste, Andrés Newuman es un artista singular, y este fragmento-"la mujer tigre"-engloba tantas cosas, tanto deseo...inteligencia metafórica para alegrarnos los minutos!!

Besiños

femme d chocolat dijo...

Mmmm, que extraña es la mente .. de pronto me acordé de aquella peli antigua en B y n de Simone Simos "La mujer pantera" (Cat People).

Pinta bien el texto. No lo he leído (el libro, me refiero)

Un beso gordo

¿Qué tal han ido los Reyes?

Gonzalo González dijo...

Muchas gracias por visiar mi blog!

Espero yo pasarme también por aquí con m´s tiempo. De momento, la entrada sobre el adunaero me ha encantado

Elena dijo...

Querida amiga Carmen, me ha encantado el fragmento de la mujer tigre,pensamientos profundos sobre lo inaccesible del ser humano y sus distintas facetas,el amor incondicional,... Gracias por dejarnos reflexionar y continuar soñando. Besitos.Elena.

Bruno dijo...

Los arquetipos instintivos de la mujer...la parte felina...Todo un capitulo..o un libro no se..pero es facinante, ojos de lince...
Me gusta !un abrazo Carmen

cuarentaydosymedio dijo...

Siento escalofríos al pensar en hombres y mujeres felinos y felinas… Me da lo mismo el género, me asusta su actitud, me dan miedo sus reacciones. Temo los zarpazos, la dentellada tras la seducción fatal… Quizá es que esté domesticado y me asusto ante cualquier cosa, pero la sugerencia de agresión me pone tenso… Quizá es que tengo miedo de provocar el felino que hay en mí y desencadenar la tormenta, entrar en el juego de “a ver quién puede más”… ¡Oh, algunos ahora me llama cobarde por dejar las garras guardadas!… Pero así no hago daño a nadie… Sí, el felino es, en el fondo, un disfraz para sobrevivir, pero es un disfraz doloroso… Debe haber otra forma de amar sin heridas.

Carmensabes, me gustan tus entradas por lo sugerentes, provocadoras, bien escogidas y coordinados los textos con las imágenes y la música. Magníficos Andrés Newman, Georges Malkine y Henri Rousseau.

claudio dijo...

Los invito a visitar mi blog en el podrán encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Los saluda atentamente Claudio Tomassini

Marina dijo...

He bajado el cursor hasta donde nunca lo había llevado y he visto una preciosa, preciosa fotografía que me ha rcordado a mi hija, ahora con 21caños, cuando tenía esa edad. Cada vez que entre a verte, lo primero que haré será buscar tu "prole", me encanta. Llámalo deformación profesional. Pero lo mío son los críos, de cualquier edad (incluso adolescentes, que ya es difícil). Me gustan los tuyos, los míos y los del vecino.
Un enorme beso para todos ellos, en especial para los tuyos que acabo de descubrir
y otro para ti que eres la sufrida mami.

Rafael Eduardo Micheletti dijo...

Hola muy interesante el blog y muy bien logradas expresiones...

Saludos!

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss