Lienzo de cabecera: Françoise de Felice

miércoles, agosto 26

Robert Desnos: Tanto he soñado contigo...

Susan Moore
  • Queridos lectores, mi afición como activa lectora de poemas, me lleva esta vez a mostraros un texto exquisito donde los halla.
  • El autor : Robert Desnos fue un prolífico escritor francés, crítico de cine, periodista y locutor de radio entre otras profesiones, con una vida corta, intensa y cuyo final tuvo lugar en un campo de concentración tras permanecer más de un año recluido.
Correggio
  • Desnos nos dejó un legado maravilloso e imperecedero, sus escritos, sus poemas.
  • Esta poesía llamada: A la misteriosa, no deja lugar a dudas frente a su maestría como escritor, consiguiendo que el lector quede atrapado desde la primera linea.
  • El amor, la ausencia y el dolor que todos en algún momento hemos sentido, queda ahora al descubierto, desnudándonos sin pudor el alma y sintiendo a la par que el autor el sentimiento del amor en toda su magnitud.
Robert Desnos, retrato pintado por George Malkine
  • Y quizá, tal vez, podamos aliviar nuestra melancolía con los versos de Robert Desnos, al comprender que no somos seres únicos en sentir hervir nuestra sangre, en las noches frías e interminables en que la memoria nos hostiga inevitablemente.
  • Espero que os guste, tanto como a mí.
Salvador Dalí
A la misteriosa ( 1926 )
  • Tanto he soñado contigo que pierdes tu realidad.
  • ¿Habrá tiempo para alcanzar ese cuerpo vivo
  • y besar sobre esa boca
  • el nacimiento de la voz que quiero?
  • Tanto he soñado contigo,
  • que mis brazos habituados a cruzarse
  • sobre mi pecho, abrazan tu sombra,
  • y tal vez ya no sepan adaptarse
  • al contorno de tu cuerpo.
  • Tanto he soñado contigo,
  • que seguramente ya no podré despertar.
  • Duermo de pie,
  • con mi pobre cuerpo ofrecido
  • a todas las apariencias
  • de la vida y del amor, y tú, eres la única
  • que cuenta ahora para mí.
  • Más difícil me resultará tocar tu frente
  • y tus labios, que los primeros labios
  • y la primera frente que encuentre.
Simon Goinard Phelipot
  • Y frente a la existencia real
  • de aquello que me obsesiona
  • desde hace días y años
  • seguramente me transformaré en sombra.
  • Tanto he soñado contigo,
  • tanto he hablado y caminado, que me tendí al lado
  • de tu sombra y de tu fantasma,
  • y por lo tanto,
  • ya no me queda sino ser fantasma
  • entre los fantasmas y cien veces más sombra
  • que la sombra que siempre pasea alegremente
  • por el cuadrante solar de tu vida.
Robert Desnos: 1900-1945 Versión de Francisco de la Huerta
Edith Chauvet-Simon
Publicado por Carmen Pascual, carmensabes Safe Creative #0908264274581

27 comentarios:

Calipso dijo...

-me encanta!!
Quizas los versos alivien la melancolia durante un instante, o quizas se alivie porque se siente compartida, porque alguien en algun otro momento de su vida tambien se sintio asi.

Un abrazo azul

SUREANDO dijo...

Tan intenso, me ha encantado, el sentimiento se puede palpar, oír, captar con todos los sentidos...
Gracias Carmen, ahora me voy al link de tus poemas.

Gabiprog dijo...

Valor seguro hermanando las ramas del arte.
Me pregunto si la melancolia compartida cambia de sabor.

Un abrazo.

Jan Puerta dijo...

Todo lo relacionado con los sentimientos nos ayudan a sertir mejor todo lo que nos rodea.
Una gran entrada amiga.
Un abrazo

Odel dijo...

Intenso y melancolico, ala vez que precioso,no conocia el poema Gracia spor traerlo hasta aqui

Manolo dijo...

Qué inquietantes imágenes has elegido para ilustrar el sueño de este poema. Gracias Carmen.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Carmen, muchas veces construimos tanto en nuestros sueños, que la realidad después nos resulta desconocida, y vagamos alrededor de ella.
Tienes razón, un poema que es difícil no ver reflejado en el, alguna parte de nuestra vida.
Un placer seguir descubriendo y aprendiendo en tu espacio.
Un abrazo

Celeste dijo...

Hermoso, no?

Uno espera y sueña y sueña tanto... idealiza tanto... que cuando nos llega sencillamente no podemos reconocer que ha llegado. Y seguimos soñando, soñando... Nos volvemos sueño, sombra, fantasmas...

Hermoso!

Beso celeste.

Mar dijo...

Mia amados surrealistas!
Tremendo e inmenso Desnos. Inmenso!

Gracias, mujer por esta entrada.

Magah dijo...

Todo, todo hermoso Carmen, como siempre.
Un placer de poeta.
Increíble pinturas.

MAGAH

sedemiuqse dijo...

Si que es bello.
Besosy amor
je

Alfredo dijo...

Un ejemplo maravilloso del enorme poder evocador de las palabras, retratando una situación provocada por ese sentimiento maravilloso capaz de hacernos sentir como en una noria, de convertirnos en los más valientes y en los más cobardes, capaz de hacernos sentir tantas cosas.

Y encima me recibe Lili Marleen, una canción que siempre me pone la piel de gallina, así que la visita me ha salido completa.

Un beso!!

Elena dijo...

Maravillosa poesía, que profundidad de sentimientos, realidad o sueño, o las dos a la vez..., increible la forma que tiene de expresar el amor que siente,desgarrador y bellísimo.Gracias por mostrarnos tanta belleza literaría y pictórica. Un fuerte abrazo de tu amiga Elena.

Ricardo dijo...

Fascinante escrito!

virgi dijo...

¡Qué bagaje que portas, Carmen! Es como asistir a una clase que me hubiera encantado. Tus post son una delicia, aunque hablen de cosas tristes.
Un abrazo hermoso y profundo

CLsT dijo...

Esta es de las poesias que hay que leer en voz alta, a su ritmo... Me encanta, es preciosa. Emocionante!!

Un beso Carmen
CLsT

femme d chocolat dijo...

Qué hermosura, conocía el poema pero aún así me sorprendió leerlo.

Es curioso coo los textos de pronto adquieren distintas magnitudes , e incluso significados , según el momento en que los leas.

Un placer siempre pasar por aqui

Bitter dijo...

que hermoso e intenso, garcias por ese texto que me emociona.
un beso

Tempero dijo...

Hace un año (aproximadamente) me mandaron este poema:

LOS ESPACIOS DEL SUEÑO.
Robert Desnos

En la noche están naturalmente las siete maravillas del mundo y la grandeza
y lo trágico y el encanto.
Los bosques se tropiezan confusamente con las criaturas legendarias
escondidas en los matorrales.
Estás tú.
En la noche están los pasos del paseante y los del asesino y los del guardia urbano
y la luz del farol y la linterna del trapero.
Estás tú.
En la noche pasan los trenes y los barcos y el espejismo de los países donde es de día.
Los últimos alientos del crepúsculo y los primeros estremecimientos del alba.
Estás tú.
Un aire de piano, el estallido de una voz.
Un portazo. Un reloj.
Y no solamente los seres y las cosas y los ruidos materiales.
Sino también yo que me persigo o sin cesar me adelanto.
Estás tú la inmolada, tú la que espero.
A veces extrañas figuras nacen el momento del sueño y desaparecen.
Cuando cierro los ojos, las floraciones fosforescentes aparecen y se marchitan
y renacen como fuego de artificios carnosos.
Países desconocidos que recorro en compañía de criaturas.
Estás tú sin duda, oh bella y discreta espía.
Y el alma palpable de la extensión.
Y los perfumes del cielo y de las estrellas y el canto del gallo de hace 2000 años
y el grito del pavo real en los parques en llamas y besos.
Manos que se aprietan siniestramente en una luz descolorida y ejes que chirrían
sobre los caminos de espanto.
Estás tú sin duda a quien no conozco, a quien conozco al contrario.
Pero que, presente en mis sueños, te obstinas en dejarte adivinar en ellos sin aparecer.
Tú que permaneces inasible en la realidad y en el sueño.
Tú que me perteneces por mi voluntad de poseerte en ilusión pero que no acercas tu rostro sino cuando mis ojos se cierran tanto al sueño como a la realidad.
Tú que en despecho de una retórica fácil donde la ola muere en la playa, donde la corneja vuela entre las fábricas en ruinas, donde la madera se pudre crujiendo bajo un sol de plomo.
Tú que estás en la base de mis sueños y que sacudes mi alma llena de metamorfosis
y que me dejas tu guante cuando beso tu mano.
En la noche están las estrellas y el movimiento tenebroso del mar, de los ríos, de los bosques, de las ciudades, de las hierbas, de los pulmones de millones y millones de seres.
En la noche están las maravillas del mundo.
En la noche no están los ángeles guardianes, pero está el sueño.
En la noche estás tú.
En el día también.




Simplemente me dijeron: me estremezco al leerle. Ahora leo ese poema que has encajado entre Dalí, Phelipot y Edith y me pregunto si los sueños no serán la parte más desdichada de la vida.

Espléndida cuaderno este tuyo en que das a conocer el arte.

María L. Arregui dijo...

Qué lujo poder leerte, Carmen....
Esta vez me ha llegado especialmente esta entrada...
un millón de gracias,

Un besazo

Dilman dijo...

Formidable caída del alma con arrojo hacia lo más profundo de lo esencial, hacia lo más recóndito del palpitar apasionado del corazón. Sustento único de la palabra y firmeza inmensa del verso.
Mi gran abrazo CARMENSABES!!!

TriniReina dijo...

Que maravilla de poema. Mientras se lee, se nos va haciendo un nudo en el alma. Se siente como propio cada verso y al llegar al final casi ni respiramos.
Magnifico
Gracias por dármelo a conocer.

Abrazos

Soledad.B dijo...

De que nmanera tan especial ha plasmado en este poema Robert Desnos los sentimientos los sueños que todos solemos tener,es gratificante y a la vez intenso y melancolico su lectura que seguro no dejara indiferente a nadie.
Una vez mas gracias Carmen por acercar el mundo en todas las facetas del arte desde este lugar maravilloso.

Un beso.
Soledad.B

Goathemala dijo...

Excelente poesía. Conociendo su final , estremece ese verso:

"seguramente me transformaré en sombra."

Saludos, amiga.

Manuel Montesinos dijo...

SAbes perfectamente cómo llegar al corazón de la buena gente. Gracias a tu pluma, amiga CArmen.

Un beso.

Hammelinn dijo...

*Un genio este pintor australiano Kim Nelson !!!

las pinturas que más me gustaron son : Fallen y Homage to Rao.

*Muy buenos los versos de Robert Desnos.

Que bueno venir a visitarte !!!

se aprende mucho acá !!

-----------------------------------

un abrazo...

Fede Hammelinn

-----------------------------------

Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

GALEANO - URUGUAY

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Sentido y bellísimo poema el de este poeta, Robert Desnos, que acabo de descubrir gracias a ti, Carmen. ¡Y cuánta verdad sobre el amor ausente encierran sus palabras, qurida amiga! Por último te diré que siento muchísima pena de que haya tenido un fin tan cruento. La vida y el mundo no son precisamente justos, no, no lo son. Siempre he estado muy unida sentimentalmente a las víctimas de todos los genocidios, siempre he sufrido por ellos y sólo desearía que este tipo de cosas no volviesen a repetirse jamás. Ojalá que las utopías de hoy sean las realidades de mañana. Un beso muy fuerte.

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER

A UNA MANZANA DEL PARAÍSO/MERI PAS BLANQUER
CLICK EN LA IMAGEN PARA COMPRARLO

ENLÁZAME SI TE PLACE

BannerFans.com

Mi otro blog

Mi otro blog
my other blog

Estás paseando por:

Estás paseando por:
Graciassssssssssssss